domingo, 8 de junio de 2014

Falafel casero

Este es un plato que va muy bien para que los niños coman legumbres. En ocasiones, a los enanos les cuesta comerse un guiso de lentejas o garbanzos. Esta es una manera más "divertida" de comer legumbres, sobre todo si participan en su elaboración. Lógicamente, nosotros seremos los encargados de freír las bolitas en el aceite caliente o manipular la bandeja del horno, pero ellos pueden pasar un rato divertido ayudándonos a mezclar los ingredientes y a dar forma a los falafel. Los niños comen un plato con más facilidad si lo han hecho ellos :-D

INGREDIENTES (para unos 20 falafel)

180 g de garbanzos remojados toda la noche (mejor 24 h), lavados y escurridos
1 diente de ajo
1/2 cebolla
3 cucharadas de perejil
3 cucharadas de cilantro
Comino
Pimentón
Pimienta negra
1 cucharadita de bicarbonato
Sal marina atlántica
Aceite de oliva virgen extra
Harina de garbanzo
Agua

ACOMPAÑAMIENTO

Una ensalada sencilla, a base de hoja verde, cebolleta y aceitunas, por ejemplo, aliñada con sal marina, aceite de oliva y unas gotas de zumo de limón o lima.

PREPARACIÓN

En un robot de cocina trituramos el ajo y la cebolla pelados. Añadimos los garbanzos, el perejil, el cilantro, la sal, las especias, el bicarbonato, un chorrito de aceite de oliva y un chorrito de agua (como 1/4 de taza aprox.) y volvemos a triturar. Nos tiene que quedar una masa que podamos manejar con las manos sin que se nos pegue. Si nos ha quedado demasiado blanda, añadimos un poquito de harina de garbanzo y volvemos a mezclar. 

La dejamos reposar 1/2 h. Transcurrido ese tiempo, vamos cogiendo porciones y formamos bolitas con las manos. Podemos aplanarlas un poco o dejarlas así, según los gustos :-D Las freímos en aceite de oliva caliente. Escurrimos en papel absorbente y servimos con una ensalada verde :-D

Si no queremos hacer frituras, podemos hacerlos al horno. En este caso, ponemos nuestras bolitas en la bandeja del horno sobre un papel vegetal y, con una brocha, las "pintamos" de aceite de oliva. Horneamos a 180º unos 15-20 minutos (hasta que cojan un color dorado). Está igualmente delicioso.













No hay comentarios:

Publicar un comentario