martes, 1 de julio de 2014

Piñones

En esta ocasión os hablamos de los piñones. Siempre que comáis frutos secos es preferible que lo hagáis en crudo y sin sal. Además, es conveniente remojarlos para desactivar los inhibidores enzimáticos. 

En Europa, los piñones proceden del pino piñonero, cultivado hace más de 6.000 años por sus frutos. Es un alimento muy energético, lo que habrá que tener en cuenta a la hora de planificar los menús: 100 g de piñones contienen casi 700 kcal. Son una fuente muy buena de nutrientes. Entre sus propiedades destacan: 
  • Contienen calcio y magnesio, lo que hace que sean muy aconsejables en etapas de crecimiento o como alternativa o complemento a los lácteos. Las personas con osteoporosis y descalcificación encontrarán en ellos buenos aliados.
  • Sus ácidos grasos mono y poliinsaturados hacen que sean buenos para combatir el colesterol y las enfermedades cardiovasculares.
  • Son perfectos para deportistas o excursionistas, pues poca cantidad aportan mucha energía y nutrientes.
  • Son útiles en estados carenciales, cansancio y anemias, pues aportan hierro.
  • Son ricos en potasio, fósforo y ácido fólico.
  • Contienen un 14% de proteína de fácil asimilación.

(Fte. www.enbuenasmanos.com)







La información contenida en este blog procede de diferentes fuentes y tiene una finalidad informativa y educativa, sin que haya sido aprobada por las autoridades médicas y sanitarias competentes. Esta información no pretende, en ningún caso, diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad. Antes de introducir cualquier cambio en tu dieta, especialmente si padeces alguna patología o sigues algún tratamiento, debes consultarlo con tu médico. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario