domingo, 25 de enero de 2015

Pan de almendras y semillas

Para hacer este pan nos hemos basado en la receta Pan "vivo" con almendras del blog Mas allá del gluten. Es muy fácil de hacer, aunque para ello necesitáis un deshidratador. Si no tenéis, podéis hacerlo en el horno, con la puerta un poco abierta. Lo malo del horno es que consume mucho, así que para una vez no es mala idea (este pan se hace en poco tiempo y a baja temperatura), pero no es conveniente hacerlo muy a menudo si no queréis que la factura de la luz os pegue un buen susto ;-p 

Es un pan muy denso, con comer una rebanadita es suficiente. Es perfecto para patés vegetales que no lleven frutos secos, porque ya tiene almendras y quedaría muy pesado de digerir. Nosotros lo hemos tomado con alioli y está delicioso :-) Podéis echar vuestras especias preferidas (albahaca, romero, tomillo) o añadir aceitunas negras, cebolla fritita....

INGREDIENTES

Una taza de almendras crudas
Una taza de semillas de girasol
1/2 taza de semillas de lino
1 chorrito de limón
Una cucharadita de sal marina atlántica o sal de Guérande
3 cucharadas de orégano
1-2 cucharadas de tomate deshidratado molido
3 cucharadas de agua

PREPARACIÓN

En un robot de cocina molemos las almendras hasta hacerlas harina. Reservamos en un bol.

Molemos las semillas de girasol y las mezclamos en el bol con las almendras.

Con un molinillo de café, molemos el lino y lo añadimos a lo anterior. Mezclamos bien. Incorporamos la sal, el tomate deshidratado y el orégano. Mezclamos. Por último, echamos el limón y el agua. Amasamos bien con las manos y damos forma a nuestro pan. Debe quedar una masa que no se desmigaje y que nos permita formar un bollito de pan.

Lo ponemos en la bandeja del deshidratador y deshidratamos 1 hora a 42º. Transcurrido ese tiempo, lo sacamos, lo cortamos en rebanadas y volvemos a deshidratar unas 3 horas más. Se conserva muy bien en la nevera en una fiambrera de cristal con tapa hermética unos 10 días. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario