sábado, 7 de marzo de 2015

Xylitol

El xylitol es un azúcar natural utilizado en la industria alimentaria como sustituto del azúcar. En la naturaleza se encuentra en muchas frutas y verduras, como la coliflor, las frambuesas, las fresas y los arándanos, y también en el maíz y el abedul que es, generalmente, de donde se extrae.

- Su poder endulzante es similar al de la sacarosa, pero tiene menor valor calórico y menor índice glucémico.
- Su fermentación por las bacterias de la boca no produce ácidos y, por tanto, tiene un menor riesgo de producir caries.
- Debido a que no afecta a la producción de insulina y afecta mínimamente al azúcar en sangre, puede ser consumido por diabéticos.
- Ayuda a controlar la infección por cándida, al contrario que la glucosa, la galactosa y la sacarosa, que pueden ser su causa. 
- Algunos estudios han demostrado su efectividad en la prevención de infecciones de oídos. 
- Se ha demostrado que, en el intestino, el xylitol se une al calcio para facilitar su absorción, por lo que es un buen aliado contra la osteoporosis. 
- Tiene cierto gusto refrescante.
- Interfiere en los procesos con levaduras, por lo que es inadecuado para elaboraciones como la masa fermentada para hacer pan horneado.
- Un consumo excesivo puede tener efectos laxantes.

Puedes utilizarlo igual que el azúcar: en postres, limonadas, leche con cacao, elaboración de chocolates...












La información contenida en este blog procede de diferentes fuentes y tiene una finalidad informativa y educativa, sin que haya sido aprobada por las autoridades médicas y sanitarias competentes. Esta información no pretende, en ningún caso, diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad. Antes de introducir cualquier cambio en tu dieta, especialmente si padeces alguna patología o sigues algún tratamiento, debes consultarlo con tu médico. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario