viernes, 4 de diciembre de 2015

Caracolas con acelgas baby y salsa de tomate y coco

He preparado esta receta para comer con lo que tenía en casa, improvisando, y la verdad es que ha quedado muy rica. He utilizado pasta sin gluten. Últimamente hay mucha polémica con el gluten, pues parece que no es muy aconsejable para el organismo, siendo el causante de muchos problemas intestinales. También hay quien asegura que, si no eres celíaco o intolerante, llevar una dieta sin gluten es una cuestión de moda y no necesariamente es más sano, por lo que no hay por qué eliminarlo de la dieta.

Mi consejo es que observéis cómo reacciona vuestro cuerpo y cómo son vuestras digestiones tras comer gluten. Evidentemente, si eres celíaco o intolerante, no te queda otra que eliminarlo de la dieta pero, si no lo eres, prueba. Yo antes desayunaba tostadas con aceite y vi que me tiraba el resto de la mañana hinchada y con mucha somnolencia, especialmente cuando comía pan blanco de trigo. Lo mismo con la pasta a la hora de comer. En una ocasión me hicieron análisis para detectar si podía presentar algún tipo de intolerancia, pero me dijeron que todo estaba correcto y que podía comer gluten. La realidad era que no me sentaba bien. Así que, si bien no lo he eliminado completamente de mi dieta, procuro limitarlo todo lo posible. El pan del desayuno lo hago yo en casa y la pasta la compro sin gluten. Mis digestiones han mejorado un montón y no me siento tan cansada. Y, cuando como gluten, intento evitar el trigo y siempre procuro que sean cereales integrales. 

Otro consejo es que miréis siempre las etiquetas de los productos sin gluten. ¿Os habéis fijado la cantidad de porquería que llevan? Muchas veces es preferible comerse un buen pan integral de centeno o espelta, hecho con masa madre, o un bizcocho casero con aceite de oliva y harinas integrales de buena calidad, antes que muchos de estos productos. Siempre, como os digo, observando vuestra digestión. 

Y vamos con la receta, sencilla, pero que os va a encantar :-D

INGREDIENTES (1 persona)

Unos 80-100 g de pasta sin gluten (pesada en seco)
Un manojo de acelgas baby
1 diente de ajo
Salsa de tomate casera
Un vasito de leche de coco 
Una cucharadita de curry
Aceite de oliva virgen extra
Sal marina o sal de Guérande

PREPARACIÓN

En una cazuela con agua ponemos la pasta a cocer, siguiendo las instrucciones del paquete. Escurrimos y reservamos.

Pelamos y fileteamos los ajos y los ponemos a dorar en una sartén con un poquito de aceite de oliva. Cuando empiecen a dorarse, añadimos las acelgas lavadas y cortadas en juliana. Rehogamos a fuego suave unos 10 minutos.

Añadimos la salsa de tomate, la leche de coco y el curry y dejamos que se cocine 4-5 minutos más. Por último, incorporamos la pasta, salamos al gusto y removemos (ten cuidado con la cantidad de sal si la salsa de tomate ya llevaba). Servimos calentito. 























La información contenida en este blog procede de diferentes fuentes y tiene una finalidad informativa y educativa, sin que haya sido aprobada por las autoridades médicas y sanitarias competentes. Esta información no pretende, en ningún caso, diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad. Antes de introducir cualquier cambio en tu dieta, especialmente si padeces alguna patología o sigues algún tratamiento, debes consultarlo con tu médico. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario